Enseñar las tablas de multiplicar antes de los 6 años

14:08:00 Mercedes Lafourcade 1 Comments


El aprendizaje de las tablas de multiplicar, es uno de los problemas más comunes que presentan actualmente los alumnos de la escuela primaria, ésto obstaculiza el aprendizaje de diversos contenidos programáticos y genera rechazo de los niños frente a las matemáticas.




Los enfoques didácticos actuales paulatinamente han adoptado las concepciones de aprendizaje de la psicología cognitiva, que buscan promover en el alumno actuaciones creativas. Para ésto intentan generar la capacidad y el deseo de aprender de modo significativo y evitar que los alumnos realicen aprendizajes de tipo memorístico. 

Sin embargo, ésto ha repercutido en la enseñanza de algunos contenidos que tradicionalmente se adquirían de manera memorística, como es el caso de las Tablas de Multiplicar, los profesores y maestros se han quedado con pocas herramientas para enseñar este tipo de contenidos.

David Ausubel plantea que para que un aprendizaje sea verdaderamente significativo se deben dar tres requisitos: Que el niño tenga voluntad para aprender, que  la información nueva establezca un nexo con la que ya está en las estructuras mentales y que el aprendizaje se  produzca por sucesivas aproximaciones .



Por estos motivos es que hoy les propongo comenzar a enseñar las tablas de multiplicar antes de llegar a la escuela primaria por medio de un sencillo juego que en mi labor docente y clínica me ha dado excelentes resultados.

El juego de las tablas


El juego se puede realizar con niños pequeños y también con escolares que presenten dificultades en matemáticas.

Se usan bloques o cubos de encastre y una pizarra en donde se plantean de a una a la vez diferentes multiplicaciones (3x2; 2x4; 1x5; 8x6).

Se les muestra la manera de “representar” lo que está planteado utilizando los cubos de encastre, diciendo que deben formar 3 torres de 2 cubos, 2 torres de 4 cubos; etc. Más adelante podremos comenzar a introducir el concepto de Propiedad Conmutativa explicándoles que 3 torres de 2 cubos y 2 torres de 3 cubos genera el mismo resultado porque utilizamos la misma cantidad de cubos.

Les preguntamos cuántos cubos utilizaron para representar cada multiplicación, para ello deberán contar los cubos agrupados. Es importante utilizar los términos adecuados, por eso decimos “representar” y no “construir” o “formar”, de esta manera comenzarán a comprender que la matemática es una entidad abstracta.


En etapas posteriores podemos pedirles a ellos que propongan una multiplicación y la planteen en la pizarra para que los demás la representen.

Una variable puede ser jugar a “estimar” cuántos cubos necesitaremos para representar determinada multiplicación y premiar a aquel que se acercó más al resultado con su estimación.

Otra variable puede ser proponerles la operación contraria, es decir, escribir una cantidad en la pizarra (por ej. 12) y pedirles que busquen diferentes maneras de "repartir en partes iguales" esa cantidad. Así estaremos introduciendo también el concepto de División.

No les pondremos límites en cuanto a las cantidades que propongan para multiplicar, de esta manera estaremos favoreciendo la generación de conflictos cognitivos que se producirán cuando descubran que el material que poseen no alcanza para esa representación.

Realizando este juego con frecuencia, estaremos favoreciendo los conceptos relacionados al número y sus transformaciones, además propiciaremos que los niños lleguen a la escuela primaria con los conceptos previos en donde  “anclar” los nuevos contenidos de matemática.

Copyright © 2015 Mercedes Lafourcade

El aprendizaje de las tablas de multiplicar, es uno de los problemas más comunes que presentan actualmente los alumnos de la escuela prim...

1 comentarios: