Un recurso poderoso para niños con DISLEXIA

14:58:00 Mercedes Lafourcade 0 Comments


Todos sabemos que leer cuentos es bueno para cualquier niño porque alimenta una de las capacidades más humanas, la capacidad de imaginar. Cuando se trata de niños con DISLEXIA, leerles cuentos resulta especialmente beneficioso ya que les permite acceder a algo, que ellos solos no logran disfrutar plenamente debido a la lentitud e imprecisión de su lectura.



En general los niños con Dislexia poseen un nivel cognitivo alto y una prodigiosa imaginación. Es por este motivo que, un poco para disfrutar de esa capacidad y otro poco para evadirse de un entorno que no siempre les resulta “amigable”, recurren a juegos fantásticos y a amigos imaginarios.

En mi tarea clínica suelo dedicar algunos momentos a la lectura de cuentos, en los que yo leo y los niños escuchan con especial atención. Desde hace un tiempo comencé a leerles una colección de cuentos clásicos rusos que encontré entre mis libros de infancia.

Lo más sorprendente, fue descubrir, que a los niños con Dislexia los cuentos rusos les producen un beneficio poderoso. Debido a su tipo de estructura narrativa, resultan el tipo de cuento indicado para ellos  ya que además de satisfacer su fantasía, fortalecen una de las capacidades que por su dificultad tienen muy descendida, la memoria secuencial. La mayoría de estos niños,  presentan problemas a la hora de recordar los días de la semana, los meses del año, las letras del abecedario y toda clase de secuencias. Ésto resulta un obstáculo para ellos,  no sólo en el momento de utilizar contenidos secuenciales en la escuela, sino  en múltiples actividades de su vida cotidiana.

Los cuentos tradicionales rusos están narrados en base a secuencias de acontecimientos cada vez más complejas,  presentadas de una manera tan atractiva que atrapan al lector favoreciendo no solamente el desarrollo de la memoria secuencial, sino también de la comprensión lectora. Además favorecen la adquisición de un vocabulario tan rico como inusual, que acaban repitiendo como si se tratara de las palabras de un conjuro mágico.


En fin, cuentos rusos, retahílas, canciones o cualquier elemento narrativo en base a series y secuencias de hechos que posean una historia fantástica, resultan un recurso poderoso para los niños con Dislexia.





Copyright © 2015 Mercedes Lafourcade





Todos sabemos que leer cuentos es bueno para cualquier niño porque alimenta una de las capacidades más humanas, la capacidad de imaginar....

0 comentarios: