Estrategias para mejorar la comprensión lectora

20:05:00 Mercedes Lafourcade 1 Comments

El proceso de comprender un texto es una de las capacidades más importantes en el desarrollo de un ser humano. La sola decodificación de palabras no es la verdadera lectura, la verdadera lectura implica comprensión, el lector debe lograr una elaboración mental del contenido del texto que lee.  



Sin embargo muchas personas, niños y adultos poseen dificultades o alteraciones en la comprensión de textos escritos, teniendo graves consecuencias en muchos aspectos de su vida pero principalmente en todo el proceso de aprendizaje. 

Las razones y causas con las que se asocia un déficit en la comprensión lectora pueden ser múltiples, en general están asociados a trastornos tales como dislexia, trastorno específico del lenguaje, autismo, trastorno de aprendizaje no verbal, retardo mental, síndromes de Williams y de Turner, etc. Incluso en la actualidad, algunos autores, consideran una dificultad específica en la comprensión lectora independiente de dificultades en la decodificación.

En los adultos la comprensión de textos puede verse afectada en cuadros de deterioro como en la demencia semántica y durante las etapas iniciales de la enfermedad de Alzheimer así como en pacientes con lesiones en el hemisferio derecho.

La gravedad de la situación, se encuentra en que los alumnos con dificultades de comprensión lectora presentan un nivel de aprendizaje escolar descendido y esto alcanza la educación primaria, secundaria y universitaria. A su vez, trae consecuencias importantes a nivel emocional y motivacional de los jóvenes.

Las causas.

Los investigadores difieren en las causas a las que atribuyen  la dificultad en la comprensión lectora. Algunos sostienen que  podría relacionarse con una dificultad para administrar los recursos atencionales. Otros autores, creen que el problema estaría relacionado con la capacidad de acceder a la información relevante almacenada en la memoria de largo plazo. Otros en cambio, atribuyen el problema a dos mecanismos importantes la actualización y la inhibición, el problema estaría ligado a la capacidad de inhibir información irrelevante.

Entonces, los malos comprendedores, no lograrían inhibir las informaciones irrelevantes, manteniendo activas en la memoria demasiadas subestructuras, sobrecargando la representación global del texto.


Una estrategia para tratar el problema.

Teniendo en cuenta estas investigaciones, he puesto en práctica un recurso simple, que me está dando buenos resultados y resulta atractivo en los niños con este tipo de dificultades. Como soy partidaria de la importancia de la prevención y la estimulación en la enseñanza preescolar, considero que puede ser una propuesta valiosa para trabajar también con niños menores de seis años, de manera de "preparar el terreno", para una adecuada comprensión lectora en los años sucesivos de escolarización.

 "Dime qué es"

Esta actividad le permitirá al niño, ordenar su pensamiento y por ende los conceptos que ha adquirido a lo largo de su vida y así favorecer la comprensión, ya que tendrá  más disponible la información que necesita relacionar para comprender los textos que lea. 

La tarea es muy simple consiste en presentar a los niños diferentes imágenes, con determinadas preguntas. Las imágenes se irán complejizando a medida que mejoran las habilidades implicadas. Con cada imagen se les debe realizar tres preguntas, conviene que sean por escrito para darles tiempo a reflexionar sobre la respuesta que darán.
Las preguntas son:

¿Qué es?, ¿Para qué sirve?, ¿A qué se parece?

De esta manera el niño, deberá conceptualizar, jerarquizar, relacionar conceptos y establecer analogías.
Así comenzará a diferenciar lo importante de lo secundario, nosotros podemos guiarlo en el razonamiento; por ejemplo si se le muestra la imagen de un broche o palillo de ropa, no debe quedar "prendido" en su forma o el material de que está hecho, sino que es un objeto que sirve para sujetar. Si le mostramos la imagen de un Rey, no le debe interesar su aspecto físico o su vestimenta sino la función o rol que cumple, para de esta manera establecer mejores analogías.


                                                  ¿Qué es?     ¿Para qué sirve?    ¿A qué se parece?


                                  























Son sólo tres preguntas en cada imagen, que los ayudará en la comprensión y en la formación de  conceptos, porque hay personas que para aprender y comprender, primero necesitan ordenar la información que tienen almacenada, relacionarla, jerarquizarla y de esta manera optimizar su eficiencia lectora.


Bibliografía:
Test Leer para Comprender TLC. Evaluación de la comprensión de textos/ Valeria Abusamra...[et.al].-1° Edición.Buenos Aires: Paidós, 2011.



Copyright © 2015 Mercedes Lafourcade


El proceso de comprender un texto es una de las capacidades más importantes en el desarrollo de un ser humano.  La sola decodificación de p...

1 comentarios: