Las desventajas de la enseñanza tradicional

18:55:00 Mercedes Lafourcade 0 Comments




Rafael Porlán en su libro “Cambiar la escuela”,  propone un tema en torno al cual reflexionar y analizar  diferentes aspectos de la educación. Pretende generar un análisis que responda a la preocupación existente en América Latina en torno a la necesidad de introducir cambios en el ámbito educativo. 

El libro describe el modelo tradicional de enseñanza como el prototipo dominante dentro y fuera del sistema educativo, y por el cual los profesionales de la enseñanza están, inevitablemente influidos en mayor o menor medida. Es la “única forma como sabemos hacerlo”, es lo que vivimos como alumnos, y es lo que la sociedad piensa de la manera de enseñar. Es además lo que el contexto institucional favorece con su organización, estructura, horarios, etc. 


La obsesión por los contenidos.

En la enseñanza tradicional, explica el autor, se cree que los contenidos son el elemento curricular básico que condicionan los demás elementos de la enseñanza. Además éstos actúan como metas obligatorias que los alumnos deben aprender. 
Sin embargo, la descontextualización de los contenidos no deja que los alumnos se relacionen con los problemas de su medio y transmite una imagen autoritaria del conocimiento disciplinar. Esto genera una autoimagen de ignorancia en los alumnos que impide que expresen sus opiniones. 



En este modelo, se cree además, que si las explicaciones de los contenidos están bien hiladas y argumentadas, los alumnos con nivel normal de inteligencia que hayan estado atentos deberán apropiarse de ellos sin problemas. Las conductas de inatención son interpretadas como indisciplina e inadaptación escolar.
Lejos de ser cierto esto, el no tener en cuenta los conocimientos previos de los alumnos hace que el docente ignore las causas de algunos errores y su posible abordaje didáctico. Frente al fracaso se tiende a responsabilizar a los alumnos, generando en algunos de ellos hostilidad y desinterés.

Otro aspecto importante es la evaluación, que en este tipo de enseñanza se realiza mediante apuntes, exámenes y calificaciones.  El autor explica que existe una tendencia a creer que la  preparación de exámenes y pruebas mediante la memorización, por parte de los alumnos, favorece el aprendizaje y que  las respuestas que los alumnos realizan en los exámenes dan una idea bastante real de lo que saben y de sus aprendizajes. Por otra parte se cree que las calificaciones y notas son un buen instrumento para medir y cuantificar aprendizajes, y por sí solas provocan mecanismos de recuperación en los alumnos, al forzarlos a estudiar los temas no superados. 

Lamentablemente, señala Porlán, la preparación memorística de los exámenes sin relacionarlos con su estructura de significados, genera un pronto olvido, por lo que cada año es necesario comenzar de cero, rentabilizando poco el esfuerzo de la enseñanza. Las calificaciones tienden a ser un factor de desmotivación, abandono e incluso de frustración profunda, ya que no tienen en cuenta los progresos individuales ni el esfuerzo. 

Por todo esto, el autor propone reflexionar en torno a las prácticas de enseñanza imperantes, que aún poseen una gran connotación tradicional y no están dando buenos resultados siendo una de las principales causas de la desmotivación de alumnos y docentes.

Rafael Porlán en su libro “Cambiar la escuela”,  propone un tema en torno al cual reflexionar y analizar  diferentes aspectos de la ...

0 comentarios: