¿Qué es la Intervención Psicopedagógica?

12:05:00 Mercedes Lafourcade 0 Comments



La intervención comienza con la devolución hacia el niño y la familia  de lo que pudimos observar en la Evaluación Psicopedagógica. “Vamos a tratar de devolverle a la familia y al paciente, que justamente viene a nosotros por tener dificultades para pensar, la posibilidad de pensar, de hacerse preguntas, de cuestionarse y de sentirse valorado en sus posibilidades de pensar y de mirarse uno al otro, de entenderse y de quererse.” (Alicia Fernández, 1997)
No hay intervención ni tratamiento mágico así como no hay dictamen genético irrevocable.  Intervenir no significa darle ejercicios a un niño para que lea, escriba o calcule mejor. Intervenir se trata de ayudar a aprender, y solo se puede lograr teniendo en cuenta el  papel primordial que juegan  las emociones en el aprendizaje. La motivación y el autoconcepto  son aspectos relevantes que se deben considerar en una intervención psicopedagógica.
Del amor del niño hacia su cuerpo, hacia su familia, hacia su entorno, hacia sus maestros; surge la posibilidad de aprender. Del amor que le demuestran sus personas referentes se habilita al niño para acceder al aprendizaje. Las dificultades se instalan en un niño que no se siente con el derecho  a apropiarse de su entorno y a actuar en él para transformarlo. Un niño que no logra escribir, de algún modo  no se siente con derecho a  contar su historia y lo que cree o piensa acerca del mundo. Un niño que tiene dificultades para concentrarse y prestar atención,  no se siente cómodo en su cuerpo,  no lo siente amado y  es incapaz de permanecer quieto, en armonía atendiendo una clase.



Pero sobre todas las cosas, un niño que no aprende es un niño que siente miedo. Miedo a no poder llevar el rumbo de su vida, miedo a quedar solo, miedo a no crecer.  Intervenir es entonces, tener presente el miedo, devolver ese deseo de aprender que se interrumpió en algún momento de su vida actuando sobre las áreas afectadas, apostando a la importancia que tiene el entorno y la estimulación en la plasticidad cerebral, para cambiar el rumbo del aprendizaje,  respetando su estilo y sus intereses personales. 

Intervenir es actuar sobre  las concepciones que el niño construyó del mundo a través de las personas que le brindaron cuidado y protección desde el nacimiento y se convirtieron en referentes personales. Actuar para revalorizar o actuar para modificar, si esas concepciones son de alguna manera paralizantes en su desarrollo personal y social.


Copyright © 2015 Mercedes Lafourcade

La intervención comienza con la devolución hacia el niño y la familia  de lo que pudimos observar en la Evaluación Psicopedagógica....

0 comentarios: