Desarrollar la Comprensión Lectora .

17:00:00 Mercedes Lafourcade 0 Comments




Déficit en la Comprensión Lectora.
Valeria Abusamra (2011) explica que el proceso de comprender un texto es una de las capacidades más importantes en el desarrollo de un ser humano. La sola decodificación de palabras no es la verdadera lectura, la verdadera lectura implica comprensión, el lector debe lograr una elaboración mental del contenido del texto que lee.  Sin embargo muchas personas, niños y adultos poseen dificultades o alteraciones en la comprensión de textos escritos, teniendo graves consecuencias en muchos aspectos de su vida pero principalmente en todo el proceso de aprendizaje.  
Las razones y causas con las que se asocia un déficit en la comprensión lectora pueden ser múltiples, en general están asociados a trastornos tales como Dislexia, trastorno específico del lenguaje, Autismo, Trastorno de aprendizaje no verbal, Retardo mental, Síndromes de Williams y de Turner, etc. Incluso en la actualidad, algunos autores, consideran una dificultad específica en la comprensión lectora independiente de dificultades en la decodificación. 
La gravedad de la situación, explica la autora, se encuentra en que los alumnos con dificultades de comprensión lectora presentan un nivel de aprendizaje escolar descendido y esto alcanza la educación primaria, secundaria y universitaria. A su vez, trae consecuencias importantes a nivel emocional y motivacional de los jóvenes. Los investigadores, expone Abusamra, difieren en las causas a las que atribuyen  la dificultad en la comprensión lectora. Algunos sostienen que  podría relacionarse con una dificultad para administrar los recursos atencionales. 
Otros autores, creen que el problema estaría relacionado con la capacidad de acceder a la información relevante almacenada en la memoria de largo plazo. Otros en cambio, atribuyen el problema a dos mecanismos importantes la actualización y la inhibición, el problema estaría ligado a la capacidad de inhibir información irrelevante. Entonces, los malos comprendedores, no lograrían inhibir las informaciones irrelevantes, manteniendo activas en la memoria demasiadas subestructuras, sobrecargando la representación global del texto.


Intervención en los niveles superiores.

En cuanto a la intervención a nivel de los procesos superiores, Cuetos y Sánchez diferencian dos grandes opciones que dependen del tipo de problema de comprensión que se hubiera identificado.
  •  Que los problemas de comprensión dependan de las dificultades en reconocer palabras.
  •  Que los problemas de comprensión sean el resultado de un modo ineficiente de operar con los textos.
La primera posición sostiene que los problemas de comprensión, en algunos niños, son el resultado de la falta de automatización en el reconocimiento de palabras, a pesar de que hayan aprendido la conversión grafema-fonema y son capaces de leer cualquier texto, lo hacen de una manera tan lenta y con tanto esfuerzo que nos quedan recursos disponibles para alcanzar los procesos superiores de comprensión. 
La hipótesis denominada Hipótesis de eficiencia verbal, se refiere a que si el niño recibe entrenamiento en reconocer de una manera más eficaz las palabras mejorará su comprensión. Yap y Van der Leij (1993) afirman que las dificultades de los niños disléxicos radican en la falta de automatización de los procesos, es por esto que parte de la intervención debe basarse en un programa de mejora en el reconocimiento de las palabras. Sin embargo, explican los autores, hay niños que no mejoran su comprensión con un programa de entrenamiento en la lectura  de palabras porque sus problemas no surgen a este nivel, sino a niveles superiores.
Las propuestas de intervención para los niños buenos lectores pero malos comprendedores residen por ejemplo en ayudarlos a reconocer en los textos el esquema o armazón global que les da sentido y enseñarles a operar con conectores y señales retóricas (“por un lado”, “como consecuencia”, etc.).
En cuanto a la composición escrita, es necesario enseñar al niño a generar ideas, proporcionarle expresiones con las que comienzan las oraciones, mostrarles que las ideas deben seguir un orden temporal, espacial, de importancia, etc. Cuando los niños presentan dificultades en todos los niveles de la escritura, tanto en la planificación, como en los procesos léxicos y motores, es necesario aplicar programas diferentes para cada déficit, alternando las actividades dedicadas a la automatización de la escritura con la planificación. 
Además de los programas específicos para la comprensión y la planificación, los autores sugieren enseñarlas conjuntamente pues afirman que, aunque leer y escribir son actividades diferentes, y más aún en los niveles superiores, comparten algunas estrategias cognitivas. Lehr (1981) muestra un programa de intervención sobre cómo integrar la lectura y la escritura. Empieza por la lectura de una oración que los niños tienen que dividir en partes. Luego se les pide que vuelvan a juntar esas partes para formar nuevamente la oración. Se repite la tarea con otras oraciones hasta que el niño las realice sin dificultad. Luego se pasa a un párrafo, se presenta un párrafo y se divide en sus oraciones y se combina para formar de nuevo el párrafo. Por último se hace lo mismo con la división del texto en párrafos.


Copyright © 2015 Mercedes Lafourcade

Déficit en la Comprensión Lectora. Valeria Abusamra   (2011) explica que el proceso de comprender un texto es una de las capacidade...

0 comentarios: