Desarrollar la lectura antes de empezar a hablar.

7:50:00 Mercedes Lafourcade 0 Comments






Existe una población de niños vulnerables a las dificultades en la adquisición de la lectura y la escritura. Los niños con Dislexia, Autismo y Síndrome de Down entre otros, presentan en general un retraso significativo en el desarrollo del lenguaje escrito. Pero estas dificultades son tan sólo uno de los síntomas asociadas a un conjuntos de signos que obstaculizan el desarrollo de estas habilidades.

Esto no es una mala noticia, en un momento en el que la ciencia está investigando las bases neurológicas de la lectura y la importancia del entorno en la plasticidad cerebral.
Hasta hace poco tiempo, algunos especialistas  creían  que la Dislexia sólo era  posible diagnosticar a partir de los 8 años del niño.  Lo triste de esta situación era que  provocaba la pérdida de un tiempo valioso en la estimulación de las habilidades comunicativas y traía consecuencias desfavorables para la inserción en la vida escolar y social del niño; tales como desaliento, baja autoestima y  carencias en los automatismos de la lectura que repercutía  en la comprensión y velocidad lectora.

Los avances científicos actuales nos permiten identificar dos elementos esenciales que tienen en común los niños con retraso lector. En primer lugar un bajo nivel de memoria operativa; en segundo lugar la presencia de déficits a nivel fonológico. Es decir que tanto la memoria operativa como el lenguaje oral juegan un papel importante en la adquisición de la lectoescritura. 

"La mayoría de los niños disléxicos parece sufrir de un déficit en el procesamiento de los fonemas, los constituyentes elementales de las palabras habladas. De algún modo, esta es una idea revolucionaria: un problema que parece estar restringido a la lectura en realidad se originaría en déficits sutiles en el procesamiento del habla... Cuando se los compara con niños normales, los disléxicos suelen tener problemas en las pruebas de conciencia fonológica. Las dificultades se observan normalmente en los juicios de rimas (por ejemplo ¿tala y mala riman?), en la segmentación de palabras en los fonemas que la componen (por ejemplo separar gato en g, a, t, o), y en la recombinación mental de los sonidos del habla para formar nuevos spoonerismos (por ejemplo transformar  "cana roja en rana coja").  Dehaene 2009. 

Otro punto importante es el rol de la herencia y la genética en algunos trastornos o síndromes tales como los Trastornos de Espectro Autista, El síndrome de Down y la Dislexia;  que nos permiten anticiparnos y estimular tempranamente las habilidades involucradas en la lectura. Es decir que frente  a un niño con Trastorno del Espectro Autista, Trisomía 21 o proveniente de familia Disléxica debemos anticiparnos y emplear el lenguaje oral desde su más temprana infancia como herramienta primordial para compensar déficits a niveles fonológicos y favorecer el acceso a la lectura y la escritura antes de que comience la escolaridad.

¿Cómo lo hacemos?

A través de la palabra.  Hablando, cantando, rimando, nombrando; incluso antes de que el niño nazca. Cuanto más expuesto esté un niño a momentos comunicativos más desarrollará su lenguaje oral y mejores serán las condiciones para adquirir la lectura más adelante. Estos momentos deben estar acompañados de miradas, de caricias, de risas porque para aprender se necesita del afecto.

"La contención afectiva se expresa a través de la caricia, los abrazos acogedores, el canto, el gesto, el movimiento, y la palabra tranquilizadora, juguetona...comunicativa".(Amalia Wischñevsky,et al. 1994)

Es necesario brindar un ambiente donde esté presente siempre la literatura, a través de canciones mientras se los acuna,  juegos de dedos, retahílas, rimas, cuentos cortos. Podemos aprovechar los momentos en que los cambiamos, los bañamos, lo acunamos o amamantamos para transmitir el acervo de la cultura literaria y así mostrarle las regularidades del habla. 

Más tarde en el inicio de la escolarización, los maestros deben incorporar rimas, trabalenguas, canciones y cuentos todos los días, casi como una ley. Durante esta etapa la escuela debe procurar por todos los medios desarrollar la oralidad a través de herramientas didácticas que aborden los contenidos educativos desde el disfrute lúdico y el desarrollo de la imaginación;  porque la imaginación es parte del pensamiento y el pensamiento es lenguaje.


"Las palabras amorosas, son las cuentas de un collar,en saliendo las primeras, salen todas las demás."




Copyright © 2015 Mercedes Lafourcade























Existe una población de niños vulnerables a las dificultades en la adquisición de la lectura y la escritura. Los niños con Dislexia...

0 comentarios: