Diagnosticar las dificultades lectoras. Diferencia entre dislexia y retraso lector.

9:43:00 Mercedes Lafourcade 0 Comments





Silvia Defior (1996),  realiza una enumeración de las diferentes y posibles causas de las dificultades en la adquisición de la lectura que por tener puntos en común pueden dar lugar a confusiones en el momento del diagnóstico.

Por un lado, explica Defior, se encuentran los niños afectados por algún tipo de alteración física o sensorial que necesitan un sistema de enseñanza y recursos, especialmente adaptados a sus características y forma de acceder al aprendizaje. En este grupo se encuentran los niños con déficits auditivos, visuales, motores que no tienen asociado otro tipo de trastorno, por lo tanto no se puede hablar de dificultad específica de lectura, sino de una particularidad de este aprendizaje en función de las características de los niños.

Por otro lado, están los alumnos con capacidades cognitivas limitadas, que presentan dificultad en el aprendizaje de la lectura y también en otros aprendizajes. También están los niños que sufren carencias socioculturales, bloqueos afectivos o que han carecido de oportunidades de aprendizaje adecuadas por lo tanto tampoco son lectores competentes. Todos estos niños son los que se denominan "lectores retrasados", que tienen dificultades generalizadas en el lenguaje y por eso no puede considerarse que tengan una dificultad específica de lectura. 

Por último, la autora describe las características de los niños que tienen una una dificultad específica del lenguaje escrito, que se le denominan Disléxicos. Estos niños manifiestan dificultades severas en la adquisición de la lectura a pesar de reunir condiciones favorables para el aprendizaje. 
Por lo tanto, la dislexia se refiere a las personas que presentan una dificultad en los mecanismos específicos de lectura en ausencia de un déficit intelectual. Sin embargo no todas las dislexias son iguales, aunque tienen puntos en común; existen diferentes tipos y orígenes de la misma. Estas pueden ser evolutivas o adquiridas; y dentro de ellas hay diferentes tipos (fonológica, superficial y profunda en el caso de las dislexias adquiridas;   fonológica, superficial y mixta en el caso de las dislexias evolutivas).

Sin embargo, a pesar de todas estas distinciones , Defior aclara,  que los malos lectores de palabras (disléxicos y retrasados) tienen el mismo comportamiento respecto a la lectura. Por lo tanto tienen problemas en la lectura de palabras y pseudopalabras (palabras inventadas) y se caracterizan fundamentalmente por las dificultades en el proceso fonológico ( Siegel, 1992 y 1993; Stanovich, 1986, 1988). Incluso Linda Siegel, señala Defior, ha subrayado el papel irrelevante del Cociente Intelectual (CI) en las Dificultades Lectoras ya que tanto disléxicos como retrasados lectores tienen el mismo tipo de dificultades en los procesos centrales de la lectura con independencia de su CI.; ambos grupos funcionan con fallos y de manera no automática. 

En algunos casos, las dificultades de la lectura pueden remitirse únicamente en el dominio de la comprensión son los "malos comprendedores", que dominan la decodificación pero tienen problemas en la comprensión que pueden tener sus causas en un déficit en las estrategias de lectura o por factores ambientales (nivel sociocultural, enseñanza inadecuada). 

"La dislexia, es una dificultad específica en el reconocimiento de palabras sin que existan causas aparentes, aunque insistimos en la idea de que no hay razones para separar este grupo de los lectores retrasados en cuanto a la evaluación de su dificultad y la intervención dirigida a paliar estas dificultades"  Defior Silvia (1996). Las dificultades de aprendizaje: un enfoque cognitivo. Lectura, escritura y matemáticas. Ediciones Aljibe. Málaga.


Copyright © 2016 Mercedes Lafourcade


Silvia Defior (1996),   realiza una enumeración de las diferentes y posibles causas de las dificultades en la adquisición de la lect...

0 comentarios: