Pedagogía Montessori y estimulación sensorial.

7:33:00 Mercedes Lafourcade 1 Comments

"Nadie puede ser libre a menos que sea independiente; por lo tanto, las primeras manifestaciones activas de libertad individual del niño deben ser guiadas de tal manera que a través de esa actividad el niño pueda estar en condiciones para llegar a la independencia".
                                                                                        María Montessori




La estimulación sensorial toma como base los principios enunciados por Montessori en su libro La mente absorbente. En este libro Montessori describe el aprendizaje de los niños menores de 6 años y los compara con una esponja que absorbe los estímulos del ambiente en forma inconsciente y con alegría. La mente del niño es infinita, por lo tanto debemos preparar el ambiente de manera tal que pueda aprovechar los estímulos para desarrollar sus capacidades. El desarrollo del niño no necesita la supervisión constante del adulto sino estar inmerso en un ambiente diseñado para fomentar su auto-aprendizaje y crecimiento, que responda a las necesidades de orden y seguridad.

¿Cómo debe ser el diseño?

Montessori enfatiza que en el diseño del ambiente debe primar la simplicidad, la belleza y el orden. Los lugares donde estará el niño tienen que ser luminosos y cálidos que incluyan el lenguaje a través de plantas, arte, música, libros. 



Los materiales.

Deben captar la curiosidad del niño para guiarlo por el deseo de aprender. Además deben estar agrupados según su función. El niño tendrá que participar en la narración de cuentos, conversaciones, trabajo cooperativo, canto, juego al aire libre y momentos de actividades lúdicas libres.




Involucrar los diferentes sentidos.

El gusto y olfato se estimula a partir de las plantas, que a través de sus flores y frutos proporcionan una gama rica en aromas diversos. Además es necesario realizar actividades que incluyan material constituido por productos culinarios.





El sentido táctil se estimula en todas sus formas;  las texturas a través de tablillas y rugosidades, el sentido térmico por medio de  botellas con agua de diferentes temperaturas  y la percepción de las formas mediante  maderas, gomas, etc. Además se trabaja la propiocepción  mediante balanceos en  hamacas y pelotas de diferentes tamaños.





La vista, se trabaja mediante la percepción diferencial de las dimensiones , colores, volúmenes y formas. 



El oído mediante el discernimiento de los sonidos con cajas metálicas, campanillas, silbatos, xilófonos y la audición de los sonidos de la naturaleza que se graba en el ambiente y se reproduce para identificar y nombrar.




Copyright © 2016 Mercedes Lafourcade



































" Nadie puede ser libre a menos que sea independiente; por lo tanto, las primeras manifestaciones activas de libertad individual del ...

1 comentarios: