Intervención en habilidades de cálculo. Primero los automatismos.

6:56:00 Mercedes Lafourcade 0 Comments



Diversos autores han demostrado que el automatismo en los hechos numéricos, es uno de los grandes pasos que tienen que dar los niños para acceder a otras nociones matemáticas. Del mismo modo, el concepto de numeración debe adquirirse después de repetidas experiencias de clasificación, ordenamiento y establecimiento de correspondencias. Sin estas nociones básicas, el niño podrá reconocer los diferentes números e, incluso, repetir de memoria las tablas, pero desconocerá su significado. 
El paso de la acción a la representación simbólica para muchos alumnos lentos es difícil y requiere más tiempo, por lo que será necesario volver repetidas veces al nivel manipulativo y perceptivo. La construcción del número implica el establecimiento de una red de conexiones entre conjuntos equivalentes, la representación gráfica de esa equivalencia, la representación simbólica del numeral correspondiente, el nombre del número y el símbolo matemático (dígitos) empleado para su construcción. (Fernández Baroja et.al. 1991). 
Las técnicas para la habilidad de contar deben ser aprendidas con diferentes materiales hasta que queden interiorizadas. El conteo representa un proceso cognitivo complejo que prepara la adquisición de habilidades numéricas posteriores. Para Gelman y Gallistel (1978), el conteo estaría integrado por cinco principios: correspondencia uno a uno, orden estable, cardinalidad, abstracción e irrelevancia del orden. La cardinalidad lleva implícito que el último número representa no solamente el último objeto contado, sino el conjunto total de objetos. 

Para que la numeración no sea  aprendida mecánica o memorísticamente resulta imprescindible que el alumno comprenda el valor posicional de los números dentro de las cifras. Después de ejercicios manipulativos se pasa a representarlos  gráficamente, simbólicamente y finalmente el nombre del número. El valor del cero es el que ofrece más dificultad en algunos niños. 
En las operaciones se pasa por un proceso gradual que comienza con la manipulación hasta concluir en el cálculo mental, pasando por su automatización. Es necesario detenerse en las características de cada operación con su propia estructura, direccionalidad, espacialidad, términos verbales, reglas y automatismos, que es imprescindible aprender para conseguir resultados precisos y exactos. El aprendizaje de las operaciones supone haber asimilado e interiorizado las nociones básicas, la numeración, las relaciones espaciales, temporales, etc. 
Los autores explican que mientras no esté comprendido y automatizado cada uno de los aprendizajes previos, no se debe pasar al siguiente, sino que debe repetirse cuantas veces sea necesario para su completa asimilación a través de diversos ejercicios que eviten la monotonía y el cansancio. El aprendizaje de las operaciones debe respetar el orden de dificultad que presenta cada una de ellas, de forma que sobre las más sencillas se vayan sustentando las restantes.
Estrategias de intervención en la resolución de problemas.
Otra línea de intervención que postulan estos autores, está centrada en la mejora de la capacidad de resolución de problemas. Resolver problemas matemáticos implica la utilización de procesos cognitivos y metacognitivos.
Los programas que tienen en cuenta ambos aspectos tienen las siguientes fases:
a)    Comprender el problema.
b)    Elaborar un plan.
c)    Ejecutar el plan.
d)    Revisar y verificar que la solución sea adecuada.

Copyright © 2016 Mercedes Lafourcade

Diversos autores han demostrado que el automatismo en los hechos numéricos , es uno de los grandes pasos que tienen que dar los niñ...

0 comentarios: