Desarrollar la escritura creativa de una manera simple.

7:44:00 Mercedes Lafourcade 0 Comments



Los aportes de la psicología cognitiva, muestran que  las dificultades en el proceso de escritura pueden darse en diferentes niveles:
  •             Dificultades en la transformación fonema-grafema (del sonido al símbolo escrito).
  •       Dificultades ortográficas.
  •       Dificultades en la exposición de ideas de manera ordenada.

Existen procesos diferentes en la escritura que van desde el nivel más simple, estructura de sílaba; hasta el más complejo, planificación de ideas.  Conocer en qué niveles radican las dificultades nos va a permitir trazar un plan de actividades acorde a sus necesidades.

La escritura creativa:


Se trata de la creación de un cuento, la realización de una carta o la respuesta a una pregunta de examen. Es el nivel más complejo de la escritura, sin embargo los niños disléxicos por tener una capacidad intelectual alta y una gran habilidad creativa  presentan un buen rendimiento y gusto por las tareas de este nivel.  

Aunque parezca paradójico, los niños disléxicos sienten  agrado por las actividades de escritura creativa; depende de  maestros, familia y profesionales tratantes que no pierdan ese gusto y desarrollen las habilidades que poseen. Esto se logra, poniendo el énfasis en los contenidos, evitando penalizar los múltiples  errores ortográficos y sintácticos que cometen. 

Nunca debemos marcarles los errores la primera vez que leemos su producción. Es importante darle mucho valor y mostrarles admiración por su capacidad creativa. Más adelante podemos explicarles que para mostrar su cuento a los demás es necesario hacer algunos arreglos, pero que nosotros los podemos ayudar. No debemos transformar un momento placentero en algo agobiante y cansador. 

Los padres de los niños disléxicos pueden ayudar en casa a desarrollar estas habilidades, con simples estrategias de estimulación. Un aspecto a tener en cuenta es que aunque el niño no muestre interés por leer  o escribir,  se puede poner a su alcance libros, hojas, lápices, pinturas, cuadernos. Siempre que sea posible,  tiene que haber un escritorio o repisa con elementos atractivos que despierten las ganas de  escribir, dibujar o leer. Esa repisa tiene que estar organizada y limpia para que los materiales sean de fácil acceso, evitando sobrecargar de materiales el lugar. 



En el aula,  también resulta importante crear espacios o rincones de lectura y escritura creativa. Ningún niño puede resistirse a un estante con libros o lápices para dibujar y escribir. Si logramos que se acerquen voluntariamente al rincón de lectura y escritura, habremos dado un gran paso en la  compensación de sus dificultades. 

Una vez que  el niño comienza a disfrutar de la escritura creativa, podemos brindar herramientas que faciliten su producción y obtenga un cuento o libro bien presentado  para que pueda mostrarlo y compartir con otros niños. En la medida que desarrollen las habilidades de escritura y aumenten su autoconcepto podemos enseñarles estrategias que mejoren la ortografía, la gramática y  la sintaxis.



Algunas de las herramientas que podemos utilizar para facilitar la escritura creativa en niños disléxicos son: 



  • Uso de computadoras (ordenadores), con corrector ortográfico y sintáctico. 

  • Uso de programas de reconocimiento de voz, que escriban lo que ellos hablan.

  • “Prestarles la mano”. Algunos niños tienen un gran desfase entre la producción intelectual y gráfica, ya que tienen asociada disgrafía que enlentece su producción y les causa agotamiento. Algunos tienen  una letra poco legible que desmerece la presentación de la tarea. En ese caso podemos ofrecerle escribir lo que ellos nos dictan.

  •  Uso de programas de animación, en los cuales puedan darle un soporte interactivo y muy disfrutable a sus cuentos.

  • Cuando son pequeños y las producciones son cortas podemos darles palabras imantadas para que formen párrafos, rimas o le pongan texto a una imagen. 

  • Tarjetas con conectores y símbolos preestablecidos, que sirvan para mejorar los aspectos gramaticales y sintácticos y den un aspecto divertido a su producción.

      Lo más importante es leer a los niños con mucha frecuencia, siempre que tengamos un momento libre,  leer un poema, un cuento o  el capítulo de una novela. De esta manera estaremos incorporando vocabulario y mostrando modelos de organización de un texto, que aunque en ese momento no lo mostremos en forma explícita le otorgan al niño una enseñanza por "inmersión" que resulta muy productiva. 


 Copyright © 2016 Mercedes Lafourcade

Los aportes de la psicología cognitiva, muestran que  las dificultades en el proceso de escritura pueden darse en diferentes ...

0 comentarios: