¿Por qué le diagnosticaron Déficit Atencional?

9:48:00 Mercedes Lafourcade 0 Comments




Es uno de los diagnósticos con más prevalencia en la actualidad en los niños y ha sido origen de múltiples polémicas. Se trata con medicamentos o terapias muy diversas y con frecuencia se realizan pronósticos abrumadores. Sin embargo, a las familias poco se les explica en qué consiste y qué se puede hacer desde el hogar. 

A menudo los padres no entienden por qué les dicen que su hijo no se concentra, "En casa pasa horas frente a la tablet". ¿Será que la escuela resulta aburrida para él? Lo cierto es que para hablar de Trastornos de Atención, es importante conocer algunos conceptos. 

¿Qué es la ATENCIÓN?

Ana María Soprano (2010), enumera los casos en que el sistema atencional suele estar afectado, por lo que un examen exhaustivo de la atención y las funciones ejecutivas resulta imprescindible. Se trata de casos de problemas neurológicos (lesiones cerebrales, epilepsias, tumores, traumatismos craneoencefálicos); psiquiátricos (autismo, síndrome de Asperger, depresión, cuadros bipolares); trastornos del desarrollo; alteraciones de lenguaje, conducta y aprendizaje y  además en enfermedades sistémicas (cardíacas, metabólicas). 

La atención, como la resolución de problemas, la toma de decisiones, la motivación y otros constructos hipotéticos, es un proceso cognitivo inobservable que se infiere a partir de conductas observables (Ballard, 1996).
En el aprendizaje, la atención es una función prioritaria; necesitamos atender para entender y para aprender. Se trata de diversos componentes que se interrelacionan permitiendo al individuo filtrar la información relevante. Contribuyen a la continuidad de un comportamiento orientado hacia un objetivo, por eso se encuentran en  la base de todos los procesos cognitivos. 

Ahora bien, por qué un niño puede pasar horas frente a una tablet y aún así tener déficits en la atención. La respuesta es que existen distintos tipos de atención y al mismo tiempo ésta  se encuentra estrechamente ligada a la motivación, por lo que su rendimiento va a resultar variable según el tipo de tarea que se esté realizando. 

TIPOS DE ATENCIÓN

Existen diversos modelos de atención y no hay aún un criterio único para clasificar y definir los tipos; Soprano menciona la clasificación de Lussier y Flessas (2001).

Alerta.

Se llama también estado de despertar, es la mínima movilización de energía de un organismo que le permite al sistema nervioso recibir toda la información interna y externa. 

Atención selectiva - focalizada.

Se la compara con un zoom, es la que permite seleccionar o hacer foco únicamente  en los estímulos necesarios para la tarea que se está realizando, inhibiendo otros estímulos presentes.

Atención dividida - simultánea.

La atención dividida es la habilidad para compartir una atención selectiva entre dos o más estímulos diferentes en forma simultánea. Este tipo de atención es muy requerida en el contexto escolar y liceal, por ejemplo cuando un alumno debe escuchar al profesor y al mismo tiempo copiar del pizarrón.  El rendimiento mejora si una de las tareas ha tenido una práctica o aprendizaje previo. En la medida que una habilidad sea automática, deja libre los recursos de energía disponibles para realizar otra actividad en el mismo tiempo. 

Atención alternante (shift).

Es la capacidad de cambiar el foco atencional de manera flexible alternando entre diferentes estímulos. 

Atención sostenida-vigilancia.

Es la capacidad de orientar de manera intencional el interés y la vigilancia, hacia una o más fuentes de información durante un tiempo prolongado y continuo. Las personas hiperactivas e impulsivas presentan grandes dificultades para mantener este tipo de atención de manera adecuada (Ej.: vigilar la pantalla de un radar), en donde los estímulos aparecen en forma excepcional e imprevisible. 


EVALUAR CON PRECAUCIÓN


Más allá de las clasificaciones, la autora hace hincapié en el carácter flexible de la atención.  Es importante no confundir un trastorno en la atención con una actitud desinteresada frente a la tarea propuesta, resistencia, oposición, cansancio o fatiga. Existe una gran frecuencia de trastornos atencionales asociados a patologías neurovisuales debido a que la mayor parte de las pruebas de atención requieren funciones visuales y visuoespaciales. Antes de afirmar la presencia de un trastorno atencional, remarca Soprano,  se debe analizar las habilidades requeridas para la tarea propuesta identificando aquellos que deberían ser automáticas, (un niño que presenta un bajo nivel de fluidez lectora necesitará realizar pruebas que no impliquen tareas de lectura de símbolos escritos).
La atención fluye, cambia, varía enormemente, aun en un mismo sujeto, dependiendo del momento, las circunstancias, el tipo de actividad, los intereses, la motivación, etcétera. (Soprano, 2010)
Evaluar la atención de un niño es algo serio,  que debe ser realizado por un profesional competente. Para esto es necesario valerse de diferentes técnicas, entre ellas los tests psicométricos confiables y válidos, que permitan comparar los resultados de un individuo con los de un grupo normativo. Además se debe conocer las fortalezas y limitaciones de cada técnica explica la autora.
"No basta con administrar un test: debe ser el test correcto, en el sujeto correcto y en el momento correcto. Y aún así falta lo más importante y difícil de lograr: la interpretación correcta de los resultados". 



Copyright © 2016 Mercedes Lafourcade





Es uno de los diagnósticos con más prevalencia en la actualidad en los niños y ha sido origen de múltiples polémicas. Se trata con medi...

0 comentarios: