¿Qué es la Discalculia y cómo tratarla?

6:28:00 Mercedes Lafourcade 0 Comments




La discalculia es un trastorno del neurodesarrollo que afecta la capacidad para el cálculo y tiene una prevalencia de entre 3 y 6 % de los niños en edad escolar. Las características más comunes de la discalculia de desarrollo se relacionan con dificultades en la representación y recuperación de hechos numéricos (adiciones simples, tablas de multiplicar) desde la memoria semántica, el uso de procedimientos aritméticos inmaduros con alta frecuencia de errores  y dificultades para comprender los conceptos y símbolos numéricos. 

Los niños que presentan discalculia, tienen afectado en forma significativa  el rendimiento académico y las actividades diarias que requieren estas habilidades. Su capacidad para el cálculo se encuentra por debajo de lo esperado para su edad cronológica, su cociente intelectual y el grado escolar que cursan.

La etiología del trastorno incluye la interacción de factores genéticos, epigenéticos y ambientales que afectan la capacidad del cerebro de percibir y procesar la información numérica de una manera eficiente y precisa. El cálculo es una función neurocognitiva de alta complejidad que se vincula a procesos cognitivos como el lenguaje, las funciones ejecutivas, la organización espacial y la memoria. Diversas áreas del cerebro humano están implicadas en las habilidades aritméticas formando redes neuronales, por lo que distintas lesiones cerebrales pueden producir trastornos en el cálculo.  

Debido a que se trata de niños con un nivel de inteligencia normal, la discalculia causa en ellos serios problemas de autoestima, de relacionamiento social, de satisfacción personal e inserción laboral, derivando en situaciones penosas a largo plazo. Por este motivo  es primordial la detección temprana para recibir una adecuada intervención psicopedagógica. 

La intervención psicopedagógica.


Es importante destacar que los niños que presentan discalculia y no reciben tratamiento o son sometidos a intervenciones educativas ineficientes tienen mayores probabilidades de presentar dificultades académicas asociadas a baja autoestima, frustración e incluso depresión. Por lo que la intervención debe ser realizada por un profesional competente que realice un plan adecuado a las características del niño. 

La intervención psicopedagógica debe ser abordada desde diversas áreas:

Área perceptivo-motriz: 

Actividades para el conocimiento del esquema corporal, presentando especial atención a la simetría, las coordenadas espaciales (arriba-abajo, izquierda-derecha, delante-detrás), en relación con el propio cuerpo y el conocimiento de los dedos.
Actividades que aumenten la coordinación viso-motriz y proporcionen un sentido de ritmo y equilibrio.
Ejercicios de orientación espacial y temporal en conexión con el ritmo. 

Área cognitiva: 

Ejercicios de simbolización, que suponen ir trasladando los aprendizajes desde un plano concreto hasta uno abstracto donde se mueve el cálculo. 
Sustitución paulatina de manipulación directa por representaciones gráficas y éstas por símbolos determinados (números, símbolos, etc).
Aumento del vocabulario relacionado a las matemáticas.
Trabajar la atención (en especial la atención sostenida), y la memoria (memoria de trabajo) como funciones básicas. 

Área pedagógica: 

Ejercicios específicos de cálculo centrados en noción de cantidad; cálculo concreto, escrito y mental. Uso de medios audiovisuales que lo ayuden en el desarrollo de funciones básicas. 


Fuente: http://www.morfovirtual2016.sld.cu/index.php/Morfovirtual/2016/paper/viewFile/110/147



Copyright © 2016 Mercedes Lafourcade

La discalculia es un trastorno del neurodesarrollo que afecta la capacidad para el cálculo y tiene una prevalencia de entre 3 y 6 % de...

0 comentarios: