¿Por qué las personas disléxicas son muy creativas?

11:26:00 Mercedes Lafourcade 0 Comments



Las investigaciones de los últimos años en torno a la dislexia, han puesto de cabeza las definiciones que la conciben de acuerdo al criterio de discrepancia. Según este criterio, el diagnóstico de dislexia está reservado únicamente a las personas que presentan un desfase entre su capacidad intelectual y su rendimiento lector. 

Muchos autores, cuestionan en la actualidad el criterio de discrepancia y lo califican incluso de absurdo, señalando que la condición suficiente para diagnosticar la dislexia debe ser el déficit en la representación del fonema, independientemente del cociente intelectual. 

La Teoría Fonológica (TF), ha adquirido gran prestigio entre las teorías que intentan dar una explicación causal a la dislexia. Las investigaciones recientes,  basadas en las evidencias de las imágenes cerebrales, proponen la existencia de un déficit primario de origen genético, que causa desde el nacimiento alteraciones en la representación de los fonemas, produciendo consecuencias en la adquisición del lenguaje oral y escrito.   

Sin embargo, otros autores opinan que la distinción entre los grupos de niños con bajo cociente intelectual y niños con dislexia se debe mantener, a pesar de que ambos presentan deficiencias en las habilidades fonológicas.   Las investigaciones llevadas a cabo  por Fawcet y Nicolson (2001, 2011); arrojaron fundamentos a favor del criterio de discrepancia y aportaron datos significativos en torno al perfil disléxico.    

Estos autores proponen  la Teoría Cerebelar como hipótesis causal, señalando que el déficit a nivel fonológico resulta una consecuencia de la dislexia y no una causa. En sus investigaciones observaron, que tanto los niños que presentan discrepancia como los que presentan un CI inferior a 90, tienen una alteración muy semejante en las tareas fonológicas, de velocidad y motrices.  Sin embargo, en las tareas cerebelares de estabilidad postural y de tono muscular, el grupo de niños no discrepante obtuvo resultados muy superiores que los niños diagnosticados con dislexia. 

La falta de automatización, que causa el déficit cerebeloso, resulta evidente solamente en las tareas que impliquen procesamiento rápido o ejecución de varias tareas a la vez. Esto explica, que las dificultades en la lectura sean las más notorias, ocasionando que se consideren dentro del mismo grupo a todos los niños con problemas lectores. 

Otro argumento, que señalan estos autores, resulta de la existencia  de personas  disléxicas con un enorme potencial creativo, siendo en muchos casos los más triunfadores de su generación. Esto tiene su explicación, en que la capacidad de razonar no depende de la fluidez. Si se tiene en cuenta que la fluidez consiste en repetir acciones o pensamientos, en forma veloz y sin pensamiento consciente, resulta la gran enemiga de la creatividad; entendida como la habilidad de resolver problemas de maneras distintas. 

En resumen,  Fawcet y Nicolson proponen que la dislexia es causada por una disfunción a nivel cerebelar que tiene como consecuencia la falta de aprendizajes automáticos, entre ellos, las habilidades fonológicas. Esta falta de fluidez o automatización que provoca  lentitud y torpeza en tareas como leer,  escribir, atarse los cordones, andar en bicicleta y pronunciar bien las palabras; ocasiona a su vez  que se involucre el pensamiento consciente en cada acción  y se  desarrolle en forma notable la capacidad creativa. 
  
Copyright © 2017 Mercedes Lafourcade


Las investigaciones de los últimos años en torno a la dislexia, han puesto de cabeza las definiciones que la conciben de acuerdo al cri...

0 comentarios: