Detectar posibles dificultades lectoras a los 30 meses de edad.

6:19:00 Mercedes Lafourcade 0 Comments


Predictores lingüísticos de las dificultades lectoras.



La dislexia es uno de los trastornos de aprendizaje con más prevalencia a nivel mundial (entre un 10 y un 20%) y representa la principal causa específica de fracaso escolar. Su síntoma más notorio, es la dificultad en la lectura y escritura, por este motivo existe una gran  preocupación en buscar formas de detección e intervención temprana, que ayuden a minimizar sus consecuencias académicas y emocionales.
  
La teoría fonológica ha permitido profundizar en los aspectos compartidos entre el lenguaje oral y escrito. Se han detectado precursores lingüísticos para el desarrollo de la lectura, debido a que se pudo observar que el déficit primario  está presente desde el nacimiento. Es importante diferenciar, que no todos los niños con dificultades lectoras son disléxicos, por lo que estos elementos deben complementarse con otros factores cognitivos y motores para poder hablar de Dislexia. 

Las investigaciones de Scarborough (2005) con niños de edad preescolar mostraron resultados sorprendentes en cuanto a la relación del desarrollo del lenguaje oral y escrito. La primera conclusión a la que arribó es que la predicción de las dificultades lectoras correlaciona con predictores lingüísticos y que estos no son únicamente fonológicos.   

Una segunda conclusión, es que los predictores lingüísticos adquieren diferente valor diagnóstico durante las distintas ventanas temporales. Es decir, que en las diferentes edades tienen más peso predictivo algunos componentes del lenguaje oral que otros.  

Se pudo observar, que los niños de 2,5 a 3 años que se diferenciaban de los niños de sus edad por tener menores habilidades sintácticas (formas de estructurar las oraciones) y de producción (articulación y contenido del mensaje), cuando comenzaban la escuela mostraron dificultades lectoras. En esta edad el nivel de vocabulario no resultó predictivo. 

A su vez, los niños de 3,5 a 4 años que mostraban un bajo nivel en las  habilidades sintácticas y de vocabulario pero no de producción, presentaron más adelante problemas en la adquisición de la lectura. 

A los 5 años resultaron de un alto valor predictivo las discrepancias en vocabulario y conciencia fonológica, mientras que las diferencias sintácticas en esta edad no representaron un signo de alarma. 

Estas observaciones han sido consideradas un fundamento de peso a favor de la importancia de la detección temprana de las dificultades lectoras, debido a que se encontró que los precursores de la lectura pueden ser identificados a una edad tan temprana como los 30 meses. 

El hecho de tener instrumentos diagnósticos que nos permitan detectar signos de alarma desde edades muy tempranas, nos permite realizar intervenciones de tipo preventivas centradas en el desarrollo del lenguaje oral. 

Resulta imprescindible el rol del psicopedagogo institucional, que detecte en las aulas estos signos y oriente a las familias y maestros en la estimulación adecuada  para lograr que  estos niños ingresen a la escuela primaria con el nivel de desarrollo necesario. 

Copyright © 2017 Mercedes Lafourcade
  

Predictores lingüísticos de las dificultades lectoras. La dislexia es uno de los trastornos de aprendizaje con más p...

0 comentarios: